zINZenDorF.153

video


"Era una suerte de hervor cáustico el que indicaba el trazado de la nueva conexión neuronal y acontecía de un modo tan paulatino que resultaba cómodo para la visualización simultánea de los desarrollos paralelos que sufría cada idea. Se apreciaba entonces cierto enturbiamiento onírico, cuyos síntomas más inmediatos eran el desaglutinamiento corporal y la fractalización de la conciencia, derivando en etapas de prolongada ausencia del yo, o incluso de instrumentalización de la violencia, en los casos más severos. El ser consciente se recluye en una jaula de plasma que para este tipo de ocasiones tiene prevista el cerebelo.

Afloraba cierta vibración celular a través de la cual se producía una polarización cíclica del individuo, que podía con facilidad, pero con absoluta falta de control, magnetizarse en campos ajenos a su ser y a su vida cotidiana, lo cual provocaba en él una sensación de absorción viscosa que le trasladaba hacia un todo invisible."

El final de esta experiencia es imposible de recordar.

-D.Zintorax-